Bienvenidos al sitio más importante de noticias de la zona sur

Los herederos de los Ramones van a la Justicia por la biopic de la banda

La viuda de Johnny y el hermano de Joey van a la Justicia por diferencias en torno a una película de la banda y a otros manejos de la empresa que representa los intereses de cada familia

Una disputa entre los herederos de los bienes de The Ramones culminó en una demanda, en la que una de las partes acusa a la otra de cerrar efectivamente la empresa que controla los derechos de propiedad intelectual del grupo y, al mismo tiempo, dar luz verde unilateralmente a una película biográfica de la banda de punk-rock.

Según información a la que accedió The Hollywood Reporter, Linda Ramone (viuda del guitarrista de los Ramones, Johnny Ramone) acusa a Mitchel Hyman (hermano del cantante, Joey Ramone), de negarse a colaborar con el sello discográfico de la banda, sus socios comerciales o sus gerentes comerciales, impidiendo que la compañía realice tareas operativas básicas. Al mismo tiempo señala que está “drenando sus fondos”. La demanda también alega que Hyman está reteniendo los dividendos adeudados a Ramone “a menos y hasta que ella acceda” a sus “demandas egoístas de realizar cambios fundamentales” en la empresa.

La denuncia, presentada ante la Corte Suprema del estado de Nueva York el 19 de enero último, afirma que Hyman “desarrolló de manera encubierta una película biográfica no autorizada y no aprobada sobre Ramones, usó la propiedad intelectual de la banda en sus cuentas personales de redes sociales sin permiso y menospreció y amenazó a la Sra. Ramone y otros miembros de la banda. Linda Ramone y Mitchel Hyman son los únicos accionistas de Ramones Productions Inc, que controla los derechos de propiedad intelectual del grupo, y cada uno posee la mitad de las acciones de la empresa. David Frey, director de la compañía, también figura en la denuncia, que busca destituirlo y nombrar un síndico temporal para “evitar un mayor despilfarro y destrucción de la empresa y sus activos”. La denuncia detalla una larga serie de disputas entre las dos partes que han llevado a un punto muerto corporativo.



Cronología de la disputa

En 2018, Hyman inició un arbitraje contra Ramone, que dio lugar a la presentación de contrademandas. Se decidió que ambas partes deben informar a la otra sobre cualquier posible negocio u oportunidad comercial dentro de las 48 horas, y cada parte participará en sesiones de mediación mensuales. Según la demanda, un conflicto involucró “ataques prolongados a la capacidad de la Sra. Ramone de usar libremente su nombre legal “Linda Ramone” en sus cuentas de redes sociales y de otro modo”.

En 2019, una pelea sobre la posible película biográfica de la banda se llevó ante el mediador, quien escribió que los fanáticos “quieren una película de Ramones y, para que eso suceda, cada lado deberá dejar en suspenso sus deseos individuales de hacer una película de Mickey o una película de Linda y unirse para autorizar la realización de una gran película biográfica sobre esta banda históricamente importante”. Después de que se emitió la decisión, Ramone alegó que Hyman, sin su aprobación, entabló conversaciones con una productora para desarrollar una película basada en “la versión unilateral de Hyman de la historia de los Ramones”.

Posteriormente, el árbitro dictaminó que la propuesta debería haberse presentado ante el directorio de la empresa y requerir la aprobación de los accionistas, según la denuncia. “Para evitar cualquier duda: como accionista del 50% de RPI, la señora Ramone nunca habría dado su consentimiento al desarrollo unilateral de una película biográfica de Ramones por parte de los demandados si se le hubiera presentado esa oportunidad en el curso normal”, afirma la demanda. “Tampoco aceptaría (entonces o en ningún momento en el futuro) permitir la inclusión de ninguna propiedad intelectual o grabaciones de RPI en dicho proyecto cinematográfico”.

Ramone acusó a Frey de transmitir a los socios de producción que él y Hyman tienen la intención de eludir las prohibiciones sobre una película biográfica y sus derechos como accionista de la compañía al volver a grabar pistas de Ramones y “autolicenciar” material para su uso en cualquier película. Además, Ramone acusa a Hyman de retener la aprobación de los pagos de distribución a los accionistas para aprovechar ciertos cambios estructurales en Ramones Productions. “Los demandados intentaron negociar partes de las acciones del Sr. Hyman en RPI, por las cuales el Sr. Frey obtendría una comisión”, afirma la denuncia.

“Si tuviera éxito, su plan habría permitido a los demandados permanecer en la junta directiva de RPI para bloquear la capacidad de la Sra. Ramone de hacer avanzar la empresa y, al mismo tiempo, extraer el valor de la empresa para su propio interés”. Ramone busca derrocar a Frey por no interactuar con los socios y proveedores de la empresa. Según la denuncia, respondió solo a una fracción de las solicitudes de licencia que le enviaron en 2022.

Publicar un comentario

0 Comentarios

...